Saltar al contenido
Expertos Cirugía Plastica

Microlipoinyección o transferencia de grasa

La microlipoinyección también conocida como transferencia de grasa, implica la extracción de la propia grasa corporal del paciente a través de la liposucción. Posteriormente, se inyecta esa grasa en otra parte del cuerpo del paciente. Cuando la transferencia de grasa se realiza en el rostro, puede ayudar a reducir la aparición de líneas y arrugas, dejándolo con un aspecto cada vez más joven en el proceso. Además, se puede eliminar algo de grasa corporal no deseada para ayudar a mejorar la figura y el aspecto general.

La transferencia de grasa es útil tanto para fines cosméticos como reconstructivos. A menudo referido como «esculpido» quirúrgico, el proceso se utiliza para reemplazar la pérdida de grasa que ocurre debajo de la piel en asociación con el proceso de cicatrización o envejecimiento.

La duración de la corrección del contorno varía de un paciente a otro. Si bien la mejoría suele ser duradera, puede ser necesario aplicar inyecciones de seguimiento. Nuestro personal es capaz de congelar la grasa cosechada hasta un año para que los pacientes puedan volver a la hora del almuerzo para un rápido retoque, si es necesario.

Beneficios de la microlipoinyección

  • Aumento del tamaño de los labios
  • Reducción de los pliegues de las líneas de marioneta entre las esquinas de la boca y la nariz.
  • Rellenando las mejillas huecas, sienes y área de los ojos para dar una mayor plenitud juvenil a la cara.
  • Más juventud en la cara y las manos.
  • Reducción de las cicatrices y deformidades de la depresión en la piel.
  • Su propia grasa, no la de un cadáver u otro animal.
  • Resultados a largo plazo.
  • Capacidad para corregir grandes defectos.
  • No hay reacciones alérgicas.

¿Cómo funciona?

Las áreas de las que se debe extraer e inyectar la grasa se limpian y se adormecen con un anestésico local. Usando una pequeña aguja y jeringa, la grasa se extrae a través de una pequeña incisión de 1-2 mm del abdomen, las nalgas o las áreas de los muslos. Después de la centrifugación y separación, la grasa purificada se inyecta en los labios u otras áreas.

¿Cómo se realiza la microlipoinyección?

El procedimiento puede realizarse bajo anestesia local o general. La zona donante (zona de la que se va a extraer la grasa) y la zona receptora (zona en la que se va a inyectar la grasa) se limpian, se preparan quirúrgicamente y se adormecen con un anestésico local.

Con una aguja y una jeringa muy pequeñas, se extrae la grasa a través de una pequeña incisión del abdomen, las nalgas o las zonas de los muslos. Una vez que la grasa ha sido removida, se reinyecta en la zona receptora. Las zonas receptoras favoritas en la cara incluyen el pliegue que se extiende desde la nariz hasta la boca, el mentón y alrededor de la boca y los ojos. Las «mejillas huecas» que han perdido grasa debido al envejecimiento también pueden rellenarse con transferencia de grasa, así como las zonas de cicatrices de acné.

Candidatos generales para la microlipoinyección

Los candidatos ideales para una microlipoinyección son aquellos que desean disminuir la aparición de arrugas no deseadas. Asimismo, estos candidatos prefieren evitar la cirugía plástica facial. Esto significa menos riesgo de complicaciones, cicatrices, etc. Deben gozar de buena salud en general y no sufrir ninguna afección médica que haga que el procedimiento de transferencia de grasa sea un riesgo potencial para el bienestar.

Los candidatos deben tener exceso de grasa corporal

Para que la transferencia de grasa funcione, el paciente debe tener un exceso de grasa corporal que pueda ser cosechada para el procedimiento. Normalmente este exceso de grasa se extrae de la zona abdominal, aunque también se puede extraer algo de grasa de las caderas o los glúteos. Si un paciente es muy delgado y no tiene grasa corporal que cosechar, una transferencia de grasa no será una opción ideal a considerar.

¿Quién no debería someterse a una operación de transferencia de grasa?

La mayoría de las personas pueden someterse a un procedimiento de transferencia de grasa. Sin embargo, es necesario que se encuentren en buen estado de salud general y tengan expectativas realistas sobre este tratamiento.

Para este procedimiento es posible que no sea un candidato adecuado si ha experimentado algún problema de curación o con la formación de cicatrices anormales en el pasado.

¿Qué puedo esperar?

  • Resultados inmediatos que duran de uno a dos años o más.
  • Los resultados pueden variar.

Seguridad y efectos secundarios de una microlipoinyección

La microlipoinyección se considera un procedimiento seguro y eficaz. Esto se debe a que se utiliza la propia grasa, eliminando el riesgo de reacciones alérgicas.

¿Duele?

La hinchazón, el dolor y los moretones son posibles, pero inusuales.

Instrucciones antes del tratamiento de microlipoinyección

  • Es necesario evitar el uso de anticoagulantes como la aspirina y el ibuprofeno durante dos semanas antes del procedimiento.
  • Haber requerido análisis de sangre al menos tres semanas antes de la cirugía.
  • Los prescriptores ordenados por el doctor deben ser llenados y comenzados según las instrucciones.
  • Si está tomando Aspirina o productos que contengan Aspirina, Coumadin, Pradaza o Vitamina E avise a su médico. Pueden causar un sangrado excesivo y una mala curación. No tome medicamentos sin nuestro conocimiento ya que pueden entrar en conflicto con su cirugía.
  • Nada de alcohol durante una semana antes de la cirugía. El alcohol puede causar un exceso de sangrado.
  • No fumar cuatro semanas antes de la cirugía.
  • Arregle que alguien esté en casa con usted durante las primeras 24 horas después de su procedimiento.

Instrucciones para después del tratamiento

Es muy importante que siga cuidadosamente los consejos de su médico después de cualquier liposucción y tratamiento de microlipoinyección para ayudar a garantizar el éxito del procedimiento y reducir el riesgo de complicaciones.

Las recomendaciones posteriores al tratamiento pueden incluir

  • Empezar a caminar lo antes posible después del procedimiento para reducir la hinchazón y ayudar a prevenir los coágulos de sangre.
  • Aplicar compresas frías en la zona tratada para ayudar a reducir la hinchazón.
  • Controlar la hinchazón usando una prenda elástica sobre el área donde se recolectó la grasa.
  • Evitar la actividad vigorosa durante unas semanas.
  • Ponerse en contacto con su médico inmediatamente si nota cualquier signo de infección o si experimenta un sangrado intenso o un aumento repentino del dolor.

Tiempo de recuperación

Los pacientes suelen reanudar su actividad normal el día de la cirugía. Algunos pacientes tendrán una pequeña hinchazón dependiendo de la cantidad de grasa transferida.

¿Cuáles son los riesgos y las posibles complicaciones de una microlipoinyección?

 Se puede sentir cierta presión, movimiento y picor mientras se extrae la grasa y otra vez cuando se inyecta en la nueva zona, pero rara vez es doloroso. Sin embargo, de existir algún dolor, éste se puede controlar con pastillas analgésicas.

  • Se pueden esperar hematomas, hinchazón y un poco de líquido de color sangre que drena de las incisiones durante unos días alrededor de la zona de donde se recogió la grasa. La zona recién inyectada también puede estar hinchada y con moretones.
  • Desde el punto de vista estético, puede haber una pequeña decoloración de la piel o cicatrices en los puntos de incisión.

La transferencia de grasa en pequeñas cantidades de una zona a otras partes del cuerpo bajo anestesia local es un procedimiento muy seguro, y los riesgos o efectos secundarios más graves, como la infección, son raros.

Como en todas las áreas de tratamiento estético, un poco de exceso o de falta de grasa puede hacer que un paciente no esté contento. Por lo tanto, la habilidad y la experiencia del profesional, como en la mayoría de los procedimientos estéticos, es muy importante.