Saltar al contenido
Expertos Cirugía Plastica

¿Cómo quitar los lunares?

Existen muchos tipos de lunares, la mayoría son manchas muy pequeñas en la piel que se forman a través de la acumulación de un pigmento que recibe el nombre de melanina. A pesar de que se pueden eliminar fácilmente a través de diferentes métodos y que la mayoría son benignos, algunos pueden ser cancerígenos y no es recomendable su eliminación.

La mejor forma de quitar los lunares es a través de procedimientos quirúrgicos y tratamientos médicos dados por un medico dermatólogo profesional, si hay muchos tratamientos naturales que se pueden utilizar pero estos no son recomendables ya que no ofrecen seguridad ni tampoco eficacia.

como quitar lunares

Remedios naturales

La mayoría de las personas creen fielmente que los remedios naturales pueden eliminar los lunares, y aunque aún no se ha demostrado científicamente que estos tratamientos puedan tener algún efecto positivo sobre los mismos son muy populares en la actualidad.

Sin embargo, aunque no están aprobados por médicos profesionales existen muchos tipos de remedios naturales con los cuales las personas hacen el intento de eliminar sus lunares. Entre los más utilizados están:

  • Zumo de cebolla: se hace una pasta de cebolla en la batidora y luego de comprobar en un área de la piel que no cause ningún tipo de reacción, se puede colocar sobre el lunar y dejar actuar por algunas horas.
  • Aceite de ricino: es muy famoso por tener un efecto de ventaja en el crecimiento de las pestañas y el cabello, simplemente se aplica directamente sobre los lunares dando masajes circulares y dejar en la piel.
  • Cáscara de plátano: se trata de colocar un trozo de la cáscara todas las noches en el área del lunar, además de contribuir a la eliminación de los lunares de forma natural también hidrata la piel.
  • Zumo de piña: después de tener el zumo de piña con ayuda de un algodón se aplica sobre el lunar, luego de unas horas se limpia y enjuaga la piel.
  • Vinagre de manzana: se cree que por tener un alto contenido en ácidos naturales, este puede ser un remedio natural efectivo para quitar lunares; se aplica directamente con ayuda de un algodón y dejarlo actuar durante toda la noche.
  • Ajo: la razón por la que se utiliza el ajo para quitar lunares, es porque posee una gran cantidad de enzimas que contribuyen a la eliminación de la acumulación de células, con tan solo moler el ajo y colocarlo en el área del lunar se cumple el tratamiento por una semana.
  • Miel: se utiliza para quitar el lunar o simplemente para aclarar su tono de color, se aplica directamente sobre el lunar todas las noches.

Antes de recurrir a los remedios naturales para quitar los lunares, es necesario recurrir a un dermatólogo; además se debe tener en cuenta que algunos de estos ingredientes podría causar una reacción en la piel; especialmente si se combinan algunos con sustancias como vinagre, entre otros.

Cirugías para quitar los lunares

Si una persona siente molestias con sus lunares no solo en el sentido estético si no que también sufre de irritaciones u otro tipo de afecciones y especialmente si se trata de un lunar cancerígeno, la mejor forma de quitarlo es con una cirugía.

Generalmente son procedimientos quirúrgicos de forma ambulatoria, hechas por un dermatólogo profesional. Donde el médico coloca una anestesia local en el área del lunar, y lo corta manteniendo un margen considerable de piel sana alrededor de la zona afectada.

Es un procedimiento rápido al igual que la recuperación del paciente, se hace una incisión muy pequeña que la mayoría de las veces no se puede notar; sin embargo, se corre el riesgo de que las cicatrices que dejan estas cirugías podrían llegar a ser permanentes e incluso algunos lunares podrían volver a crecer.

Otro tipo de cirugías que se utilizan en la eliminación de los lunares, es la cauterización. Se hace con ayuda de un bisturí eléctrico, especialmente se practica este método cuando se trata de lunares en áreas muy visibles como por ejemplo el rostro.

Esto se debe a que no dejan marcas como en el caso de la extirpación que si requiere de suturas, además que con la cirugía clásica el médico tiene la oportunidad de hacer una biopsia de los restos del lunar si sospecha de que sea un lunar cancerígeno mientras que con la cauterización no.

Cualquier clase de cirugía que se practique en el paciente, el tiempo de duración va a depender del tamaño y tipo de lunar; estas pueden llegar incluso hasta las dos horas. Después de la operación el médico indicara algún tipo de analgésico y antibióticos, con el objetivo de evitar cualquier clase de infección normal de cualquier procedimiento quirúrgico.

¿Cómo se puede quitar un lunar con laser?

A pesar de que existen métodos tradicionales para la eliminación de lunares como las cirugías y remedios naturales muchas personas prefieren utilizar el método del laser, el cual está especialmente recomendado aplicar en aquellos lunares que son planos y de tonos marrón o negro; siempre y cuando no sean lunares cancerígenos.

Esto se debe a que lo lunares que son muy grandes y sobresalen de la piel, requieren obligatoriamente de una cirugía de extracción para poder erradicarlos de raíz. El laser es un procedimiento quirúrgico menos invasivo y que la mayoría de las veces no requiere de anestesia.

Además no deja ningún tipo de cicatriz en la piel, esta es la principal razón por la cual es utilizado en los lunares que se encuentran en zonas muy estéticas como por ejemplo el rostro. El nombre correcto de esta técnica quirúrgica es laser de CO2.

Tiene otras ventajas, como ser indoloro, rápido, seguro y totalmente efectivo; ya que si no elimina por completo el lunar por lo menos lo rebaja a un punto que casi imperceptible a simple vista. También es muy famoso por no tener efectos secundarios como sangrado, riesgo de infecciones, etc.

El objetivo principal de la aplicación de laser en un lunar, es rebajarlo hasta que quede al mismo nivel del resto de la piel; respetando los tejidos que se encuentran alrededor de la zona afectada; también es un procedimiento de tipo ambulatorio y su recuperación es más rápida que una cirugía normal.