Saltar al contenido
Expertos Cirugía Plastica

Aumento de senos o Mamoplastia de aumento

El tratamiento de aumento de senos en la medicina estética recibe el nombre de Mamoplastia de aumento. 

Esta es quizás la cirugía plástica de mayor demanda a nivel mundial, son miles de mujeres las que toman la decisión de someterse a este tratamiento quirúrgico electivo para modificar la apariencia personal y así reforzar su autoestima o la autovaloración de su imagen.

No solo agranda el tamaño de las mamas, también se encarga de establecer una correcta simetría entre ambas. 

aumento de senos

La mamoplastia de aumento es enteramente electiva, las candidatas que estén dispuestas a entrar al quirófano para someterse a dicho procedimiento obtienen como resultado la restauración del tamaño y la forma de sus senos; aún después de haber pasado por múltiples embarazos u otras circunstancias que pudieran haber contribuido a alterar su forma natural. 

Tipos de tratamientos para el aumento de senos

Existen dos modalidades que pueden ser aplicadas para lograr un aumento de senos mediante intervención quirúrgica. 

  • Por transferencia de grasa 
  • Con implantes mamarios

Aumento de senos por transferencia de grasa: ¿En qué consiste?

Esta técnica para el aumento de senos consiste en la extracción de tejido adiposo en una parte del cuerpo como el abdomen, para ser tratada con elementos adecuados y luego introducirla en los senos y mejorar su tamaño. 

El resultado de este técnica, son mamas con la apariencia muy natural. Cabe destacar que la mamoplastia por transferencia de grasa en una opción viable para quienes buscan aumentar sus senos de forma moderada, sin que resulte muy obvia ante la vista, dicha intervención. Es decir que no es lo ideal para quienes buscan obtener senos de tamaño significativo.

Ventajas

  • Los materiales utilizados para aumentar el tamaño de los senos no tienen procedencia artificial. En sí, se trata de la grasa extraída mediante liposucción y purificada con otras técnicas. 
  • La textura, flexibilidad y salud de los tejidos es mejorada notablemente gracias a las proteínas contenidas en las células adiposas que son transferidas a la zona. 
  • Como beneficio extra, permite a las pacientes retirar el exceso de grasa indeseable que se ha acumulada en otras zonas del cuerpo. 
  • No tiene el riesgo de causar contractura muscular como en el caso de los implantes mamarios. 
  • No existe el riesgo de infección por rechazo del implante. 
  • La cicatriz que deja es prácticamente invisible para quienes no tienen conocimientos especializados en cirugía estética. 

Desventajas 

  • Solo en 60% de los casos es un tratamiento con resultados permanentes. 
  • En algunos pacientes se puede producir la absorción paulatina de la grasa injertada en la zona de las mamas. Esto generalmente sucede cuando son transferidas muchas células adiposas y la mayoría no obtiene la oxigenación pertinente mediante la circulación sanguínea. 
  • Al tratarse de células grasas, cuando el cuerpo es sometido a una disminución de su peso, como consecuencia este tipo de mamoplastia queda sin efecto. 

Aumento de senos con implantes

Como su nombre lo indica esta cirugía consiste en la introducción de implantes especializados debajo de la piel de los senos, de los cuales existen varios tipos y marcas. Por lo general se realiza de la siguiente manera:

1 Aplicación de anestesia e incisión

El médico es quien decide de acuerdo a cada caso el tipo de anestesia a utilizar; puede ser general o intravenosa.

Posteriormente inicia la operación con una incisión discreta que sea lo suficientemente amplia como para permitir el paso del implante hacia el interior. Existen varias posibles incisión, por eso el médico le informará a la paciente de cuál es la opción que mejor le conviene, entre las cuales están: 

  • En el pliegue inframamario (debajo del seno).
  • A lo largo del borde de la areola.
  • En el área axilar. 

2 Insertar y acomodar el implante 

Los dos posibles lugares donde podrá ser acomodado el implante son: la región intramuscular (debajo del músculo pectoral) y la región subglandular detrás del tejido mamario. 

Elegir el método a emplear no es algo que se deja al azar. Esto depende del tipo de implante a utilizar, así como del tamaño del mismo y la anatomía del cuerpo. 

3 Cierre de la incisión

Las suturas se realizan generalmente en capas en el tejido mamario y en la piel se adhiere cinta quirúrgica que pueda mantener la velocidad de cicatrización y su vez no deje una apariencia poco favorecedora a la herida. 

Cabe destacar que ha medida que pase el tiempo la cicatriz se desvanece a tal punto que puede pasar desapercibida. 

Seguridad e importancia de los implantes

Un factor que tiene mucha importancia en el aumento de senos con implantes son las herramientas a utilizar, tal cual como es el caso de los implantes. Elegir unos con las características adecuadas es tan relevante como elegir un profesional calificado para llevar a cabo el procedimiento; por esa razón debes tener conocimiento de toda la información necesaria sobre ellos. 

La seguridad de los implantes usados en la mamoplastia de aumento es una preocupación válida de los pacientes.

Las estadísticas llevadas por la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos indiquen que muy pocas de las miles de personas que se someten a este tratamiento estético no manifiestan efectos adversos; no obstante es necesario tomar en serio los criterios de elección dados por el médico en cada caso particular. 

Ninguna paciente está exenta de padecer una reacción negativa con respecto a la cirugía aumento de senos con implantes; por eso para disminuir el nivel de riesgos se alienta tanto a médicos como ha pacientes a elegir aquellos que cumplan mejor con el perfil de calidad impuesto.

Tipos de implantes

De acuerdo al material con que están elaborados

  • De silicona. Adoptan una forma más natural y se amoldan mejor al tejido mamario debido a que en su interior contienen un gel elástico que lo permite. Las desventajas que presenta este tipo de implantes es que en caso de romperse se necesita intervención médica inmediata, ya que el líquido contenido no es absorbido por el organismo.
  • De solución salina. Básicamente están constituidos por suero fisiológico (agua y sal): sustancia que es absorbida por los tejidos en caso de producirse rotura de la prótesis. 
  • B-Lite. Este tipo de prótesis son las más modernas de la actualidad, son fabricadas con un relleno de gel cohesivo que las hacen más ligeras que otras de tipo tradicional. 
  • De gel cohesivo. El resultado que ofrecen estas prótesis es menos natural que las opciones anteriores; pues el material que contienen en su interior es mucho más grueso lo cual provoca que su consistencia sea más dura manteniendo así mejor su forma. 

De acuerdo a la forma

  • Anatómicas. Estas son indicadas para pacientes que por diferentes circunstancias han perdido la mayoría del tejido mamario natural en el polo inferior del seno. 
  • Redondas. Recomendadas para pacientes con senos cuya forma natural sea más armonioso y con más de la mitad del tejido mamario existente o sin pérdida de este. 

De acuerdo a su textura

  • Texturizados. Empleados para reducir el riesgo de una posible contractura capsular, pues la superficie de estos se caracterizan por ser rugosa lo que hace que la adherencia al tejido mamario sea más óptima. Debido a sus beneficios y a la calidad de elaboración suelen tener un precio más costoso. 
  • Lisos. Estos se tratan del tipo de prótesis más utilizado en las cirugías para aumento de senos. Aunque tienen un precio menos elevado que los anteriores, presentan la desventaja de que el tejido mamario no se adhiere a su superficie debidamente, lo cual produce que las prótesis se muevan libremente aumentando el riesgo de una contractura capsular. 

Características de las mejores marcas de prótesis del mercado

  • Trayectoria comprobable de la marca fabricante en el mercado. 
  • Contar con un catálogo informativo sobre el producto ya sea online o físico. 
  • Buena reputación en el mercado y opiniones positivas tanto de médicos especializados como de pacientes. 
  • Prótesis con resultado positivo en las pruebas de calidad y seguridad aplicadas por entes competentes. 
  • Cubrimiento y garantía en el servicio. 

Riesgos de una mamoplastia para el aumento de senos

Los riesgos durante la cirugía para el aumento de senos suelen ser muy mínimos y se limitan en la mayoría de los casos a complicaciones relacionadas con el uso de la anestesia y sangrado.

No obstante, al pasar el tiempo empiezan a aparecer algunas alteraciones relacionadas a la mamoplastia que en ciertos casos es necesario corregir con nuevas intervenciones quirúrgicas. Algunos de los problemas más frecuentes suelen ser: 

  • Contractura capsular
  • Problemas de cicatrización
  • Ondulación de la piel
  • Rechazo del implante por parte del organismo
  • Infecciones
  • Secreciones por los pezones

¿Cuándo debe llamar al médico?

Al presentar cualquiera de los problemas indicados debe programar una consulta con el médico lo más pronto posible para remediar la situación. El problema requiere intervención médica de emergencia cuando presenta síntomas como fiebre, enrojecimiento, sensación de calor o supuración de líquido por los pezones. 

Preparación de una cirugía para aumento de senos

Además de las instrucciones médicas preoperatorias comunes sobre no comer ni beber nada durante la noche previa a la intervención, el cirujano deberá dar todas las indicaciones necesarias para que el día de la mamoplastia la paciente tenga las condiciones óptimas para realizarla. 

Lo más probable es que un par de semanas previas, el medico prohibirá el consumo de sustancias nocivas como la nicotina o el alcohol. Asimismo se le pedirá exámenes de laboratorio, la suspensión de medicamentos antiinflamatorios y de aspirinas. 

Resultados posoperatorios de la cirugía

Luego de la cirugía sus senos quedaran envueltos en vendajes, gasas y un sostén quirúrgico, con la finalidad de que todo quede debidamente en su lugar y no se desplacen las prótesis. 

Si no existe ninguna eventualidad durante la cirugía, lo más probable es que el médico autorice el alta una horas después, dándole las indicaciones de recuperación que debe seguir la paciente para que no se afecte el proceso de curación de la herida. 

Los medicamentos recetados, incluyen pastillas contra el dolor, ungüentos para la limpieza de la herida y antibióticos que prevengan una posible infección. 

Es posible que se produzca sangrado alrededor de las mamas, sin embargo este no es un signo de alarma pues es una situación normal en la mayoría de las pacientes. 

En cuanto al dolor agudo, por lo general suele desaparecer tras una semana de la operación. 

Preguntas frecuentes sobre la mamoplastia 

¿Cuanto dura la operación?

Por lo general, la intervención de aumento de senos suele tener una duración que varía entre 1 ½   o 2 horas. 

¿Alguna técnica no deja cicatriz?

Todas las técnicas usadas en la mamoplastia de aumento dejan una cicatriz, sin embargo esta con el paso del tiempo se vuelve menos tenue pudiendo ser invisible a los ojos no especializados en el tema. 

¿Debo llevar el sujetador por varios días?

El sujetador quirúrgico ayuda a que los tejidos se mantengan en su lugar durante los días próximos después de la cirugía. Será el médico quien indique de acuerdo a la evolución en la curación de la paciente cuando debe ser retirado. 

¿Un aumento de senos corrige los senos caídos?

Entre las cosas que una mamoplastia de aumento no puede lograr se encuentra la corrección de senos caídos; para corregir ese problema es necesario anexar a la intervención un procedimiento de mastopexia. Es decir que pueden ser realizados al mismo tiempo. 

¿Cómo puedo saber cuál será el resultado antes de operarme?

La era moderna que estamos viviendo ha ayudado a mejorar la calidad de la atención a los pacientes que desean hacer cambios en su cuerpo con alguna cirugía estética. 

Un ejemplo claro de ello son las simulaciones en 3d que muestran una imagen virtual de cómo se verá el resultado final en cada paciente. 

¿Cada cuánto se debe cambiar la prótesis?

Los implantes mamarios con el paso del tiempo van perdiendo la calidad de sus componentes. Debido a esto se requiere la extracción de la prótesis cada cierto tiempo para reemplazarla por una nueva. 

El momento del cambio es determinado según resonancias magnéticas y exámenes de inspección realizados tras 5 o 10 años de la cirugía.