Saltar al contenido
Expertos Cirugía Plastica

Frontoplastia

La Frontoplastia, es una técnica quirúrgica utilizada en la actualidad para reducir el tamaño de la frente ancha. A pesar de ser una cirugía que requiere de anestesia general, se hace en un ámbito ambulatorio; es decir, que no requiere de ingreso.

Aunque la mayoría de las personas consideran que se trata de una cirugía con fines estéticos, la Frontoplastia es practicada en personas que tiene una frente de más de 6 cm ya que corren el riesgo de afectar el equilibrio facial de sus rostros.

Son pocos los especialistas que a nivel mundial tienen la capacidad de hacer este tipo de cirugías, aunque bien es sabido que el Dr. Kabaker quien es cirujano plástico facial de Okcland ha sido el único que hasta ahora ha descrito públicamente su procedimiento para realizar una Frontoplastia.

Frontoplastia

Preparación 

Aunque existen muchas recomendaciones para un paciente que requiere una Frontoplastia, se podría decir que la más importante es que el paciente cuente con una excelente salud física y mental antes de someterse a este tipo de cirugías y así garantizar el mejor resultado posible.

El primer paso para la preparación de un paciente a una Frontoplastia es tener una revisión del historial medico completo por el médico cirujano tratante, especialmente si el paciente sufre de alguna enfermedad actualmente activa.

Luego el paciente debe informar al médico si ha sido sometido a cualquier otro tipo de cirugías en su vida, sobre todo si se trata de alguna que incluya el área facial como los ojos, la nariz, levantamiento de cejas, entre otros.

Se debe evitar por lo menos con un mes de anticipación a la cirugía toda clase de alimentos salados, cigarrillos, alcohol, etc. con el objetivo de evitar una futura acumulación de líquidos en el cuerpo después de la cirugía.

En el caso de los pacientes que requieran avanzar en la cirugía con una implantación de cabello, es totalmente obligatorio hacer ejercicios faciales que permitan la elasticidad del área de la frente; como por ejemplo, hacer coletas y tirar de ellas hacia adelante y hacia atrás con varias repeticiones durante por lo menos dos semanas antes de la cirugía.

Ya después de la cirugía, el procedimiento para la recuperación del pacientes es muy sencilla; solo deben mantener el vendaje durante dos días, quitar los puntos después de los diez días y protegerse de los rayos del sol por las primeras tres semanas.

Tipos de Frontoplastia

Hay varios tipos de Frontoplastia, esto se debe a que dependiendo de la zona de la frente en específico a estirar el procedimiento sufre una variación en su metodología. En primer lugar está la Frontoplastia de estiramiento de frente media.

Esta consiste en mejorar la zona arrugada de la frente y darle un aspecto más juvenil al paciente, se hace a través de varias incisiones dentro de la piel de la frente media; específicamente de la zona donde están las arrugas en sí. Se elimina el exceso de grasa y se suben las cejas, con el objetivo principal de ocultar las futuras cicatrices de la cirugía.

En segundo lugar está la Frontoplastia endoscópica, con ayuda de un endoscopio que el cirujano introduce en la parte de la primera línea de cabello por una pequeña incisión puede visualizar y extraer la gasas y la piel sobrante de esta área de la frente para reducir su tamaño.

Y por último está la Frontoplastia de estiramiento de frente clásico, esta técnica se hace con un corte de la piel que va de oreja a oreja del paciente; lo que facilita al cirujano hacer un estiramiento completo de la piel.

El antes y el Después 

La mayoría de las personas que se someten a una Frontoplastia son las mujeres, ya que son las que más tienen complejos antes de la cirugía y también son las que obtienen un mayor beneficio de su apariencia física facial después del procedimiento.

Sin embrago, existen muchas recomendaciones que deben tomarse en cuenta antes y después de una Frontoplastia. Antes de someterse a este tipo de cirugías es recomendable en primer lugar, no consumir medicamentos de acido salicílico y sus derivados.

Al igual que no fumar ni consumir alcohol por lo menos un mes antes, estar consciente de la diferencia entre la expectativa y la realidad de los posibles resultados de la cirugía y mantener informado al médico cirujano tratante sobre cualquier tipo de alergias o reacción a medicamentos de cualquier clase.

Después de la cirugía lo más recomendable es revisar y cumplir detalladamente la receta prescrita por su médico cirujano tratante, llevar un plan de alimentación recomendado por un nutricionista experto y no abusar de la ingesta de analgésicos.

Otros aspectos a tomar en cuenta después de la cirugía es prohibir el uso de maquillajes y otros productos de cualquier clase por lo menos por dos semanas, los primero dos días después de la cirugía dormir semi sentado y no practicar ejercicios.

Precios de Frontoplastia en España

Existen diferentes clínicas y médicos cirujanos que realizan Frontoplastia a diferentes precios en España, aunque el procedimiento es el mismo así como también todos los elementos y materiales que se requieren para esta técnica quirúrgica su variación de precios va a depender de diferentes aspectos.

Los  principales aspectos a tomar en cuenta para los presupuestos de una Frontoplastia en España son el médico cirujano y su experiencia, la clínica en la que se realizará la cirugía, la anestesia y la hospitalización.

Además también va a depender de otras cosas como el estado de salud actual del paciente, entre otros. Los precios tiene un gran rango de variación, estos están entre los 250 € y los 4.200 €. La mayoría de las clínicas tiene acceso a solicitudes online de presupuestos en sus páginas web, o los pacientes los tramitan directamente con su médico cirujano de confianza.

Opiniones sobre la Frontoplastia

Las opiniones sobre la Frontoplastia, existen desde diferentes puntos de vista. Esta la opinión de los pacientes antes, durante y después de la cirugía; así como también la opinión profesional del médico cirujano.

En cuanto a la opinión de los pacientes, lo que la mayoría busca es feminizar su rostro. Los médicos cirujanos, aseguran que esta técnica quirúrgica es bastante rápida así como su recuperación; en un máximo dos días los pacientes ya podrían estar completamente restablecidos.