Saltar al contenido
Expertos Cirugía Plastica
estrias

 

 

 

Las estrías son heridas cutáneas que aparecen en la piel en forma de líneas sinuosas, estas pueden ser de color blanco, rojo o amoratado. La mayoría de las personas sufren de estrías, pero especialmente las mujeres por diferentes causas siendo la mayor el proceso de gestación.

Generalmente las estrías aparecen  en la zona de las mamas y el vientre, algunas veces incluso pueden llegar a tener un tono de transparencia a través de la epidermis. Sin embargo pueden aparecer en cualquier zona del cuerpo y hasta los hombres pueden sufrir de estrías.

Índice

    Causas de la aparición de las estrías

     

    Se podría decir que desde el punto de vista fisiológico, la causa principal de la aparición de las estrías es por el estiramiento sufrido en las capas medias e internas de la piel debido al crecimiento rápido y repentino del peso o musculación de una persona.

    En este caso las causas más comunes del estiramiento de la piel son la pubertad y el embarazo, esto hace que haya rupturas en las membranas de la piel que contienen fibras de colágeno y elastina provocando que esta se debilite y de inicio a una cicatrización crónica.

    Esto trae como consecuencia que la piel pierda su elasticidad y se refleje en diferentes líneas que se forman alrededor de estas rupturas. La razón por la que pueden ser de diferente color, es porque aquellas que son de un color rojo o morado significan que comprometen algunos vasos sanguíneos en el proceso de la ruptura en la capa de piel.

    A pesar de que estas son las causas más comunes y probables de la aparición de las estrías, existen otros factores de tipo fisiológico y hormonal a tomar en cuenta que pueden intervenir en la aparición de las mismas.

    Estos factores pueden ser de tipo bioquímicos o endocrinos, esto se debe a que para la formación de estrías intervienen dos hormonas principales que son la cortisona y la hidrocortisona en conjunto con los estrógenos.

    Estos factores endocrinos provocan un aumento en la producción de estas hormonas trayendo como consecuencias una gran disminución en la resistencia tensora de los tejidos, aumentando a su vez el riesgo de aparición de estrías en la piel.

    Tratamientos para las estrías

    Aunque la apariencia de las estrías en la piel no es bien aceptada, estas no requieren de ningún tipo de tratamiento médico; esto se debe a que mas allá del efecto estético estas no causan ningún tipo de daño y además suelen atenuarse con el tiempo.

    Sin embargo, existen muchos tipos de tratamientos naturales y procedimientos médicos profesionales que se utilizan en la actualidad como tratamientos para las estrías; aunque estos no las desaparecen en su totalidad si tienen prometedores resultados para mejorar su apariencia.

    Aún no se ha demostrado cual tratamiento es más efectivo que otro, pero muchos de ellos tienen grandes avances en mejorar la textura y aspecto de las estrías en la piel e incluso ayudan a prevenir la aparición de nuevas marcas.

    Entre todos se podría decir que los más utilizados son las cremas con retinoides, estas provienen de la vitamina A se aplican directamente sobre la zona afectada y después de algunos meses se pueden observar atenuaciones en las marcas de las estrías.

    Otro tratamiento muy buscado son los relacionados con luz y laser, debido a que estos contribuyen a la reproducción de los niveles de colágeno y elastina en la piel ayudando a mejorar la elasticidad y fuerza de los tejidos que han sufrido de rupturas.

    También se puede utilizar el proceso de microdermoabrasion, que a través de un dispositivo con punta rugosa de cristales es capaz de barrer la capa externa de la piel afectada dando paso a la formación de una nueva más joven y elástica mejorando la apariencia de las estrías.

    En la actualidad existen muchos productos estéticos especialmente diseñados para el tratamiento de las estrías, que se pueden conseguir en cualquier farmacia o cosmetología; así como también hay otros procedimientos avanzados como es el caso de la aplicación de laser fraxel.

    A pesar de ser un tratamiento muy nuevo en el mercado se ha comprobado que con cuatro o cinco sesiones se han tenido avances en mejorar la apariencia de las estrías, la mesaoterapia virtual también ha tenido grandes avances.

    También es conocida como electroformación y se hace a través de sesiones con ondas electromagnéticas que estimulan la reproducción de colágeno en la piel; así como estos también hay tratamientos naturales con cremas y mascarillas hechas a base de diferentes ingredientes de origen natural.

    Tipos 

    Los tipos de estrías suelen ser asociados al color blanco, rojo o morado en que se muestran en la piel, si bien esto tiene algo de cierto por la forma en que fueron desarrolladas más bien se clasifican por una serie de factores que intervienen en su formación.

    A pesar de que es normal que con el crecimiento la piel en su parte interna se va estirando gracias a la capacidad elástica que tiene, las estrías solo aparecen o son visibles en la parte externa de la última capa de piel.

    De acuerdo a la clasificación los tipos de estrías pueden ser en primer lugar las estrías de distersión, estas son las más comunes y las que suelen aparecer por causa del embarazo; así como  también aparecen en personas que son muy obesas o que por el contrario antes lo eran y bajaron de peso en corto periodo de tiempo.

    Generalmente se encuentran el  abdomen y los senos y la mejor forma de tratarlas y prevenirlas es con cremas anti estrías. Luego están las estrías de pubertad, como su nombre lo indica son del resultado del crecimiento durante esta etapa de desarrollo del cuerpo humano.

    Suelen ubicarse en las piernas, el pecho y la espalda baja; pueden ser temporales y su color característico es de rojo a purpura. Las estrías purpúricas también llamadas rojas-purpuras, salen como consecuencia del consumo regular de productos farmacéuticos como los corticoides.

    Para que no se sigan multiplicando simplemente basta con parar el consumo de estos medicamentos, aunque las marcas que ya salieron pueden llegar a ser permanentes en algunos casos que llevan años.

    También están las estrías por crecimiento muscular, suelen aparecer en las zonas de los bíceps, tríceps y en los músculos de los hombros; la mayoría de personas que sufren este tipo de estrías se debe a la ingesta prolongada de esteroides que contribuyen con el rápido crecimiento de los músculos.

    ¿Cómo prevenirlas?

    Se pueden implementar muchos tipos de tratamiento y rutinas que sirven para prevenir la aparición de las estrías, aunque se debe tomar en cuenta que aquellas personas que tienen la piel seca son las más propensas a sufrir de estas.

    Es por esta razón que la hidratación cumple un papel fundamental en la prevención de las estrías; durante el embarazo, en la etapa de crecimiento, cuando se llevan dietas para adelgazar entre otros aspectos relacionados con el estiramiento rápido de la piel se debe tener una hidratación constante de la piel con la ayuda de productos cosméticos o naturales.

    En consumo de agua también representa una gran ventaja en la prevención de las estrías, ya que contienen muchas vitaminas y minerales que son beneficiosos para la salud de la piel. Lo más recomendable son mínimo dos litros de agua al día, estos componentes también se pueden encontrar en algunos alimentos como las verduras y frutas.

    Otra forma de prevenir las estrías es mantener y fortalecer la elasticidad de la piel, la mejor manera de lograrlo es a través de los deportes que también representan un gran benefactor en la circulación sanguínea.

    Formación de las estrías según su color

    En primer lugar están las estrías de color rojo, estas se consideran como las más jóvenes y también son las más difíciles de quitar; su color se debe a que estas se forman a través de una inflamación en la piel y se pueden mejorar con tratamientos hasta lograr que se vuelvan de color blanco.

    Luego están las estrías rosáceas, estas se estiman que aparecen después de aproximadamente dos años y su formación está relacionada con la mala circulación sanguínea; por esta razón el tratamiento más efectivo contra ellas es enfocarse en mejorar los problemas de circulación.

    Las estrías de color blanco, son las más comunes y algunas veces hasta pueden tener un tono grisáceo; estas no presentan ningún tipo de inflamación y son las más fáciles de tratar. Se pueden mejorar con una combinación de tratamientos de diferentes formas hasta que se logre atenuar al parecido del tono natural de la piel.

    Por último están las estrías de color purpura, a sus inicios suelen tener una mezcla entre rojizo y purpura; estas deben su apariencia a que durante su formación suelen comprometer algunos vasos sanguíneos que se encuentran el una zona afectada.

    Muchas veces pueden llegar a ser de color violeta y generalmente las relacionan con el síndrome de cushing; esto se debe a que su formación también depende del aumento excesivo de cortisol en la piel; es decir, que las estrías de color purpura aparecen principalmente por problemas hormonales.