Saltar al contenido
Expertos Cirugía Plastica

Implantes dentales

Implantes dentales

 

Los implantes dentales representan uno de los avances tecnológicos más importantes de la Odontología en la actualidad, son elementos metálicos que se colocan debajo de las encías específicamente en los huesos maxilares a través de un procedimiento quirúrgico.

Una vez implantados sirven para colocar sobre ellos coronas o puentes fijos, con el objetivo principal de reemplazar cualquier pieza faltante en la dentadura. La forma en que funcionan los implantes dentales es fusionándose con los huesos mandibulares brindado un soporte suficientemente estable para instalar cualquier tipo de diente artificial.

Ventajas

Una de las principales ventajas de los implantes dentales es la sensación de bienestar y aumento de la autoestima en el paciente debido a que se ve y se siente como un diente normal, brindando comodidad en los pacientes tímidos que tienen incomodidad de mostrar un espacio faltante en su dentadura al sonreír.

Además de esta gran ventaja estética, los implantes proporcionan ventajas en la salud dental como recuperar la fuerza para masticar los alimentos y facilitar el habla. También evitan la resorción ósea, ya que al ser un poste de titanio anclado en la mandíbula directamente estos no se mueven de su lugar y no alteran la apariencia física del rostro.

Otra ventaja es que los implantes dentales pueden salvar otros dientes adyacentes, esto se debe a que cuando se hace un puente los dientes de ambos lados del diente afectado deben ser desvitalizados mientras que con un implante no es necesario hacer nada de esto.

Lo mejor de los implantes dentales, es que se ha comprobado que el paciente no vuelve a sentir ningún tipo de dolor ocasionado por las encías de los dientes removibles; y lo mejor de todo es que con el cuidado correcto estos pueden durar toda la vida.

¿Cómo se ponen los implantes dentales?

La forma en cómo se ponen los implantes dentales requiere de una serie de pasos antes, durante y después del procedimiento quirúrgico para asegurar su éxito. En primer lugar el paciente debe tener un control o historial con el dentista tratante, para saber si es posible la colocación de este tipo de implantes en la estructura de su mandíbula.

Una vez se haya comprobado este paso lo siguiente es la cirugía, se realiza en cualquier clínica dental con una anestesia local común y se inicia con la abertura del hueso maxilar del paciente; luego simplemente se procede a colocar el implante en la abertura.

Este debe estar previamente cubierto de una curación, también conocido como tapón de cicatrización. Este debe quedarse en el área de inserción en un rango de tiempo entre los tres y seis meses, todo va a depender del tamaño del implante y su localización en la mandíbula.

Incluso en algunas ocasiones es necesario colocar suturas y prótesis provisionales cuando el tiempo de cicatrización es muy prolongado, en los casos más sencillos los dientes pueden ser colocados de forma inmediata para una solución rápida al tema estético.

Una vez culminado el proceso de cirugía, comienza el procedimiento de fabricación de la pieza dental; este procedimiento consta del estudio de la forma y tamaño del diente a través de impresiones y confecciones.

Luego se van probando los prototipos obtenidos hasta conseguir el ajuste perfecto para su colocación final, en caso de que el paciente requiere de más de un implante el procedimiento es el mismo solo que se hace por partes; es decir, primero un implante y luego otro.

Tipos de implantes dentales

Entre los tipos de implantes dentales que existen en la actualidad, los más seguros y aprobados por la Asociación Dental Americana son los siguientes:

  • Implantes endostiales: estos son de tipo directo para implantarse a través de un procedimiento quirúrgico en el hueso maxilar, aunque tienen la desventaja que para conectar el poste que va sobre el implante original se requiere de un segundo procedimiento quirúrgico; y tienen la ventaja de que pueden sostener en un mismo poste uno o varios dientes al mismo tiempo como especie de puente.
  • Implantes subperiosteal: son una especie de montura que son colocadas por encima de la estructura del hueso maxilar del paciente, en la parte inferior de las encías. Debido a que los postes de estos implantes sobresalen de las encías no requieren de otra cirugía para colocar los dientes artificiales sobre los postes de los implantes.

La colocación de estos implantes en los pacientes, va a depender directamente de su valoración médica previa: los factores que influyen para decidir qué tipo de implantes debe utilizar una persona son las condiciones de las encías y el grosor de su estructura ósea maxilar.

¿Cuáles son los cuidados para los implantes dentales?

Si una persona que se coloca implantes dentales tiene los cuidados correctos, puede prolongar su tiempo de vida al máximo y estos cuidados están directamente relacionados con los hábitos de salud bucal.

Esto se logra cepillando los dientes por lo menos dos veces al día y usando del hilo dental a diario, para esto se deben comprar cepillos interdentales que se deslicen entre los dientes para que faciliten la limpieza en aquellas zonas difícil de alcanzar.

Uno de los cuidados mas extremos es dejar totalmente de fumar, ya que esto trae como consecuencia que la estructura ósea se debilite e impide el funcionamiento de los implantes dentales.

Después de tener un implante dental es estrictamente necesario las visitas al especialista tratante, no pasando de un lapso de cada seis meses; donde se le hará una limpieza profunda de las encías y los dientes con el objetivo principal de mantener el estado del implante.

Los alimentos que son muy duros, deben evitarse a toda costa ya que ya que alimentos como por ejemplo el hielo o algunos caramelos pueden dañar la estructura de las coronas o cualquier otro tipo de diente natural.

La tasa de éxito de implantes dentales alcanza un 95 % alrededor del mundo, siempre y cuando las personas lleven a cabo todo el plan de acción recomendado por el dentista antes, durante y después de la cirugía.

Otra forma de mantener sanos los implantes dentales y que puedan durar toda la vida, es utilizando productos reconocidos especialmente diseñados para mantener la salud bucal; como cremas, enjuagues, entre otros.

Valora esta publicación