Saltar al contenido
Expertos Cirugía Plastica

Clitoriplastia o reducción del capuchón del clítoris

La clitoriplastia es un procedimiento que se realiza para eliminar el tejido extra que cubre el clítoris, para proporcionar una mayor satisfacción a la paciente. De esta forma, puede disfrutar de una mejor experiencia sexual. La piel que cubre el clítoris puede agrandarse, debido a factores genéticos o a alguna malformación, o por la edad. Gracias a este procedimiento, las mujeres pueden volver a sentirse cómodas y seguras.

Cuando se trata de la apariencia del prepucio del clítoris, sólo pueden ser necesarias ligeras alteraciones para marcar la diferencia en la vida de una mujer. De vez en cuando el clítoris puede parecer agrandado debido al exceso de tejido del capuchón del clítoris o a que éste no es necesario. La clitoriplastia trata de solucionar este problema remodelando el tejido de la zona genital para ayudar a reducir la proyección y el tamaño de un voluminoso capuchón del clítoris.

Clitoriplastia

¿Qué es una clitoriplastia?

La función del capuchón del clítoris es proteger el glande del clítoris. Puede servir como un tejido erógeno en el disfrute sexual. Algunas mujeres pueden tener un prepucio agrandado que les causa molestias físicas y emocionales. La clitoriplastia es el procedimiento quirúrgico que se utiliza para corregir este problema. De esta manera, se trata el área del capuchón del clítoris para que las glándulas del clítoris estén más expuestas.

El clítoris está en la zona de unión superior de los labios menores. Tiene un gran número de terminaciones nerviosas y juega un papel fundamental en la actividad sexual porque es una zona erógena.

Numerosas causas pueden inducir un agrandamiento anormal del clítoris, la mayoría de ellas son hormonales. Los pacientes suelen solicitar una reducción del clítoris por razones estéticas o psicológicas. En cualquier caso, el objetivo de esta cirugía es obtener un clítoris más estético, manteniendo intacta su función sensorial y erógena. Para esto se emplean diversas técnicas que garanticen un resultado óptimo.

Estas técnicas permiten una mayor exposición del cuerpo del clítoris, una mejora del aspecto y, en muchos casos, una mejor estimulación sexual. Estas técnicas pueden combinarse con una reducción de los labios menores (labiaplastia), si son hipertróficos.

Estas cirugías suelen realizarse bajo anestesia local de forma ambulatoria.

¿Cómo funciona la clitoriplastia?

La clitoriplastia es un simple procedimiento ambulatorio en el que el capuchón se reduce quirúrgicamente para promover la estimulación en el clítoris. El clítoris es similar al prepucio del hombre y está cubierto por un capuchón. Al igual que en la circuncisión masculina, durante la clitoriplastia, se elimina el exceso de piel suelta. Este procedimiento se realiza con anestésicos suaves, de modo que los pacientes están despiertos durante la cirugía y también se eliminan los riesgos asociados con la anestesia general. Muchas mujeres se quejan de dolor leve a moderado después de la cirugía, que puede tratarse con una pomada anestésica tópica.

¿Cuál es la candidata ideal?

Una candidata ideal para esta cirugía debe tener un buen estado de salud general, sin condiciones cardiovasculares o cualquier otra dolencia que pueda interferir con la cirugía. Debe evitar fumar y beber durante al menos dos semanas antes de la cirugía o según lo aconseje el cirujano. Es fundamental que los pacientes hablen de su salud con el cirujano para determinar si son buenos candidatos para este procedimiento.

Beneficios de la clitoriplastia

Esta cirugía puede ayudar a mejorar el aspecto de los genitales externos y promover la función sexual mediante la eliminación del exceso de piel que inhibe la estimulación del clítoris. El periódico Journal of Sexual Medicine afirma que cinco mujeres que visitan una consulta de medicina sexual tienen adherencias en el clítoris. Por consiguiente, las mujeres pueden tener un dolor extremo y también interferirá con la estimulación sexual. Algunos pacientes pueden experimentar un aumento de su autoestima, comodidad e higiene después de someterse a este procedimiento. Los pacientes pueden usar ropa ajustada y sentirse más femeninos o atractivos.

Recuperación

La recuperación para la clitoriplastia no debería ser demasiado larga. La recuperación varía de un paciente a otro. Algunos pacientes pueden volver al trabajo después de 1-2 días de la cirugía según lo aconsejado por su cirujano y basado en la naturaleza del procedimiento. Algunas instrucciones de cuidados postoperatorios a tener en cuenta incluyen:

  • Los pacientes pueden experimentar mareos causados por la sedación intravenosa, por lo que deben descansar.
  • En casa, puede experimentar algo de dolor, que puede aliviar con medicamentos para el dolor según lo prescrito por su cirujano.
  • Aplique compresas frías en el área operada para disminuir la hinchazón.
  • Por lo general, se permite a los pacientes tomar una ducha 1-2 días después de la cirugía. La herida quirúrgica debe limpiarse con jabón todos los días y secarse con un secador tibio durante 15 minutos para mantener la zona seca durante al menos una semana.
  • Durante la primera semana de recuperación se puede experimentar un poco de sangrado en el área quirúrgica. Los pacientes deben ponerse en contacto con el hospital inmediatamente si hay mucho sangrado o un coágulo de sangre en la herida quirúrgica.
  • El área debe ser limpiada después de orinar con toallas sanitarias. Evite la humedad, ya que puede retrasar la curación.
  • Los pacientes deben abstenerse de bebidas alcohólicas, alimentos encurtidos y de fumar durante dos semanas.

Los pacientes pueden reanudar sus actividades habituales 4 semanas después de la cirugía. Pueden levantar pesas y relajarse como se les permite. Sin embargo, deben abstenerse de los baños calientes, el ciclismo, el levantamiento de pesas y otras actividades extenuantes durante las primeras 4-6 semanas de recuperación.

Efectos secundarios

Algunos pacientes pueden experimentar dolor durante el coito, sequedad, cicatrices y sangrado en el sitio quirúrgico. Mientras los pacientes tomen los medicamentos que les prescriba el cirujano, no debería haber ningún problema.

Las náuseas y los vómitos pueden producirse como resultado de la sedación intravenosa. También puede haber ocasionalmente picazón, irritación y tensión. Algunos pacientes pueden tener un flujo vaginal anormal debido a los hongos vaginales, que pueden ser tratados con medicamentos antimicóticos o supositorios.

Aunque la mayoría de las pacientes están satisfechas con los resultados, la clitoriplastia tiene sus limitaciones. En caso de que los resultados no sean satisfactorios, generalmente se puede recurrir a la cirugía de corrección. Los pacientes deben entender qué esperar del procedimiento de la clitoriplastia, tal como se describe en la consulta inicial y asegurarse de que su cirujano sepa cuáles son sus objetivos estéticos.

Preguntas frecuentes

¿Este procedimiento reducirá la sensación del clítoris?

Este procedimiento no debe reducir la sensación, sino más bien aumentar la estimulación en la zona, ya que la barrera de tejido que obstruye la sensación se reduce significativamente. El clítoris y los nervios no deben ser afectados por la cirugía.

¿Son visibles las cicatrices?

Un buen cirujano usará técnicas de sutura oculta para mantener las cicatrices mínimas y prácticamente invisibles. Esta zona tiende a curarse muy bien, así que no debe preocuparse por las cicatrices.