Saltar al contenido
Expertos Cirugía Plastica

Chalazión

Las patologías son múltiples dentro del universo oftalmológico y un ejemplo de una de ella es el Chalazión, una de las más comunes y motivo de consulta muy común en los servicios oftalmológicos a nivel global.

Cada año son millones de personas que ven un dolor y aumento de volumen en uno de sus parpados y se preocupan, acuden con un especialista y les da este diagnóstico. Esta patología no es grave y mucho menos mortal, pero si puede ser muy molesta y ocasionar no sólo incomodidad sino dolor crónico.

Existen distintas maneras de llamar al Chalazión como lo son chalación, calacio y lipogranuloma de glándula de Meibomio. Depende del oftalmólogo y la región donde se encuentre, usara determinada denominación.

¿Qué es Chalazión?

El termino Chalazión suele ser usado por una gran infinidad de personas en el mundo, pero no todas conocen realmente de que se trata. El concepto de Chalazión no es complicado, ya que no es más que la inflamación de las glándulas del parpado, posterior a ello se crea dolor e hinchazón, motivo por el cual es tan incómodo.

Para entender mejor su formación es necesario conocer la estructura del parpado y los componentes que estan allí, y cada una de las funciones de los mismos.

Los parpados no son simples pliegues de piel que cubren los ojos, en sus bordes existen conductos glandulares que tienen como función desde lubricar la zona hasta formar parte de los componentes de las lágrimas.

Un ejemplo de ellas son las Glándula de Meibomio, las mismas que se inflaman cuando existe la presencia de un chalazión, estas glándulas tienen una secreción de tipo sebáceo, cargado de lípidos como lo son fosfolípidos, triglicéridos y esteroles. Se encuentran en número de 25 a 50 en los parpados superior e inferior. Su secreción forma parte de la lagrima y su función es no permitir su rápida evaporación.

Otras glándulas presentes a nivel palpebral son las glándulas de Zeiss y glándulas de Moll, las primeras sebáceas y las otras sudoríparas que lubrican y a su vez forman parte importante de la película lagrimal.

La etiología de los chalazión los ubica en una proporción mayor a nivel del parpado superior que inferior y esto sucede, debido que la proporción de las glándulas de Meibomio llega a ser inclusive el doble en el parpado superior.

Es de recalcar que la obstrucción y patología de los chalazión es de etiología no infecciosa, es decir no es causada por microorganismos, por tanto no necesita ningún tipo de tratamiento antibiótico. Sin embargo, puede sobre infectarse y en este caso si es necesaria la aplicación de Antibioticoterapia, todo valorado por un especialista en el área, en este caso el oftalmólogo.

chalazion

Síntomas del Chalazión

La sintomatología de esta patología suele tener determinadas características. La característica más común es la inflamación de un parpado, en la mayoría de las veces en superior. Cuando el chalazión es más agresivo o masivo puede llegar a ocluir por completo el ojo.

El dolor tiende a ser proporcional al tamaño de la lesión, a pesar que la mayoría de las veces es sólo una masa no dolorosa. Sin Embargo, aunque esté presente, el dolor siempre será menor que la del orzuelo y nunca va a presentar signo de flogosis o inflamación en la zona.

Tras unos días de evolución de la enfermedad se suele formar un nudillo de desechos sebáceos, el mismo tiende a disminuir y reabsorberse al cabo de unas semanas sin dejar rastro alguno.

Dependiendo de la ubicación del chalazión este puede disminuir la visión y no es que agreda al ojo como tal, sino posición no deja que el campo de luz ingrese completo, por tanto, cierta parte quedará obstruida y esa zona no se podrá ver.

La mayoría de veces es aguda, es decir no persiste en el tiempo y pocas veces requiere Antibioticoterapia y esta sólo se aplica en caso de sobreinfección.

Tratamiento del Chalazión

El tratamiento del Chalazión cuenta con varias pautas, las cuales deben ser seguidas de manera cuidadosa, para así lograr el éxito. Es necesario recalcar que la mayoría de veces esta lesión es reabsorbida por el propio ojo luego de semanas sin complicaciones.

Naturales

Los tratamientos naturales para el chalazión son muy sencillos y se pueden hacer desde casa. Se puede iniciar con una compresa y agua tibia, presionar con fuerza sobre el parpado, a manera de hacer drenar y circular el contenido de la lesión.

Otro tratamiento es la higiene del borde del parpado con soluciones basadas en bicarbonato de socio en poca cantidad, esta ayudará drenar y limpiar la grasa que se encuentra en la zona palpabral.

El shampoo de bebe tiene unos agentes antimicrobianos muy efectivos, y la higiene constante de esta zona con soluciones de agua con shampoo de este tipo son ideales para tratar el chalazión.

Cirugía

La cirugía sólo debe ser llevada a cabo cuando los chalazión son muy resistentes y perduran mucho tiempo, además de medir más de 6 mm. El tratamiento quirúrgico indicado es el curetaje, a través de una pequeña incisión para extraer el nódulo sebáceo, el cual pude ser realizado en una sala de cirugía menor o consultorio.

También se pueden realizar tratamiento con microinyecciones de Triamcinolona (El cual es un corticoesteroide de acción potente).

Posterior al procedimiento se recomienda otorgar al menos 3 días de incapacidad y debe ser realizado por un oftalmólogo capacitado y con experiencia.

Chalazión persistente

El chalazión es una enfermedad que no suele ser complicada en curarse luego de un tiempo, inclusive sin tratamiento o cuidado alguno.

Un chalazión se considera persistente si luego de varias semanas y de tratamiento con esteroides todavía no desaparece o mejora. En caso que un chalazión no presente la más mínima mejoría, se puede pensar en otra patología que lo esté ocasionando, inclusive procesos de tipo neoplásicos, los cuales no son comunes, pero si posibles.

Diferencias entre Chalazión y Orzuelo

La confusión entre ambos términos suele ser muy común, ya que la mayoría de personas conoce ambas entidades como uno sólo, pero las mismas cuentan con una serie de diferencias, tanto en sui origen, como sintomatología.

El Chalazión por su parte es la inflamación de las glándulas de Meibomio, no es doloroso en la mayoría de veces y suele curarse espontáneamente tras unas semanas. El Orzuelo por su parte es un absceso en las glándulas de Zeiss o de glándula de Moll, es una infección casi siempre causada por una bacteria llamada Staphylococcus aureus, suele ser muy doloroso y perdura en el tiempo en caso de no ser tratado.

El chalazión no requiere tratamiento en sí, en cambio el orzuelo necesita Antibioticoterapia, casi siempre con Cloramfenicol, Bacitracina o Eritromicina. Un chalazión no es doloroso, aunque si presenta dolor, este suele ser muy leve, mientras un orzuelo si es bastante doloroso y más aún al tacto.

Al dar reverso al parpado un chalazión parece un pequeño granuloma, mientras el orzuelo se muestra como una pústula caliente y con signos de inflamación, típico de una infección. Por ser este mismo un proceso infeccioso el orzuelo puede presentar fiebre y escalofríos, sólo si los casos son muy graves, aunque generalmente son leves.

Ya se pudo ver por medio de este artículo de que trata como tal un Chalazión, que el mismo sólo puede ser evaluado por un experto en oftalmología. Además, se tuvo en cuenta la sintomatología de esta enfermedad que por fortuna y en la inmensa mayoría de los casos tiende a ser leve.